¿En qué curso hacer el Erasmus? Tenemos la respuesta

Muchos de nosotros decidimos que nos vamos a ir de Erasmus desde que entramos en la Universidad (o incluso antes)… Pero la pregunta clave es ¿cuándo?. Las opciones son en tercero o cuarto (o posteriores, pero seamos optimistas)… Para evitar conflictos morales, simplificaremos la pregunta a: ¿Es mejor hacer el Erasmus en el último curso o antes?

¡Tenemos la respuesta! ES MUCHO MEJOR HACER EL ERASMUS EN EL ÚLTIMO CURSO, por estas 6 razones:

  1. El regreso. Estar de Erasmus será una de las mejores experiencias de tu vida, pero el regreso… puede que sea una de las peores. El regreso es duro (aunque merece la pena). Te tocará volver a la vida real y a las responsabilidades que conlleva. Si a la depresión post Erasmus le sumas que todavía tienes que hacer un curso más de tu carrera será (aún) peor. Tendrás que volver a estudiar al ritmo de antes (en el Erasmus tu ritmo de estudio disminuirá), exámenes, trabajos, deberes… Mejor evitar esto y saber que el irte de Erasmus es el último paso hacia tu título universitario.
  2. Elección de asignaturas. Si te vas de Erasmus en el último curso de carrera podrás llevar las asignaturas que se te han atravesado, las más difíciles de aprobar en tu Facultad, tendrás más facilidad en cuanto a las convalidaciones porque hay un mayor número de asignaturas optativas… Además, el año anterior al Erasmus podrás cursar las asignaturas que sepas que no te van a convalidad. De esta forma te aseguras que el curso de Erasmus será el último de tu Grado.
  3. Experiencias de tus compañeros. Habrá compañeros tuyos que hayan decido irse en tercero, por lo que, gracias a su experiencia tu Erasmus será más fácil, te darán consejos sobre las clases, las mejores zonas para vivir, salir de fiesta…
  4. Disfrutarás más tiempo de tus amigos del Grado. Si te vas de Erasmus en tercero, cuando vuelvas del Erasmus, la relación con tu grupo de amigos será algo distinta. Aunque hayáis mantenido el contacto, te habrás perdido anécdotas y fiestas y, al principio, no entenderás muchas cosas (tranquil@, con el tiempo se solucionará). Otra buena alternativa para que esto no suceda es que todo el grupo de amigos se vaya de Erasmus (pero CUIDADOa diferentes ciudades para que podáis practicar otros idiomas y relacionaros con otras personas).
  5. Mayores probabilidades de alargar tu estancia en el país de destino. Cuando al irte de Erasmus finalizas tu Grado hace que nada académico te una a tu ciudad de origen. Por tanto, podrás aprovechar las oportunidades de tu ciudad de destino, como prácticas (o trabajo remunerado) que te ofrezcan, hacer allí un máster…
  6. Más tiempo para aprender el idioma. Es muy conveniente que antes de ir de Erasmus manejes el idioma oficial de tu nuevo país (o el inglés) con soltura, para evitar que el lenguaje de señas sea el único medio de comunicación que te una con sus habitantes. Para aprender (o mejorar) un idioma se necesita tiempo, atrasando un año el Erasmus (de tercero a cuarto) podrás dedicar más tiempo a ello.

*Único inconveniente: El Trabajo de Fin Grado, muchas Facultades requieren que tu tutor pertenezca a tu Facultad de origen (además de ser más conveniente, ya que te llevará mucho tiempo de redacción), por lo que tendrás que hacerlo a tu regreso o durante el Erasmus (comunicándote por e-mail).

Como ves, solo hay un inconveniente de que tu Erasmus sea en el último curso (única ventaja de hacerlo antes), así que, el partido queda 6 – 1, ganado por goleada la opción de irte de Erasmus en el último año de carrera!

Ya sabes cuándo irte de Erasmus, ¿dónde?, en entradas anteriores y futuras de nuestro blog…

¿Qué te parecen nuestros motivos?, ¿falta alguno? ¡Cuéntanos, queremos saber tu opinión!

 

Anuncios